Ser mujer: renuncias y privilegios.

IMG_20161218_120728.jpg

Ayer estuve viendo Salvados, hablaban del rol de mujer, de los estereotipos y nos enseñaban una mujer con carrera que ha decidido dejar su trabajo para ser madre, mientras la otra era Práctica de puerto, y había puesto su carrera por delante de tener hijos.

La madre decía que se sentía privilegiada por poder quedarse con su hijo porque no todas  podían hacerlo. Exactamente igual que la otra mujer, su marido había dejado a su trabajo para que ella ejerciera el suyo, acompañándola en su nuevo puesto.

 Me siento privilegiada por haber podido cuidar a mi hija durante su primer año de vida, por haber podido medio elegir un horario que me permitía llevarla a clase y recogerla una semana si y otra no, ahora puedo hacerlo siempre. Me siento privilegiada por no haberme perdido la caída de su primer diente, sus primero pasos…pero hasta ahí. Tambien he tenido que renunciar, o debería decir elegir? No termino de verlo claro.

Mi marido no puede optar a ningún tipo de conciliación. Se va a las 5.30 de la mañana y vuelve cuando vuelve, no antes de las 8 de la tarde y eso cuando no surge ningún problema. Hay viernes ( Yo trabajo los sábados) en los que no sé hasta última hora de la tarde si va a trabajar el fin de semana o no, por lo tanto vivo en una constante desazón pendiente de las abuelas, y tirando de ellas si me llama para decir que trabaja.

No puedo ir al gimnasio para mi dolorida espalda porque no tengo en quien apoyarme por las tardes. Me encargo de la compra, de la casa, los deberes…no es una queja, es la situación en la que vivo y no podemos mejorarla. Vale, si podría hacerlo, dejando mi trabajo pero no quiero. Entonces elijo, elijo trabajar pero al hacerlo renuncio a poder hacer otras cosas que me harían sentir bien.

IMG_20161218_111327.jpg

Entonces de qué te quejas? Podrías quedarte en casa y no vivir con esa sensación de ahogo a diario, de no llegar pero renunciaría. Dejaría de pensar en mí, porque si voy a trabajar es porque mientras trabajo no tengo tiempo de pensar en la casa, la compra y la niña. Desconecto totalmente y ejerzo otro rol.

 Estoy mezclando dos debates, mujeres y roles y conciliación, pero desgraciadamente mientras no mejoren las leyes, algunas mujeres somos las grandes perjudicadas y las que tenemos que cargar con esa  renuncia. Mi sueldo no nos permitiría que mi marido se quedara en casa, así que yo soy la que tiene que ceder y renunciar o elegir, poned el verbo que más os guste.

No todas podemos elegir, no todas podemos tenerlo todo, no todas tenemos que renunciar, no todas queremos ser madres, no todas queremos quedarnos en casa cuidando a nuestros hijos,  no todas ganamos el mismo sueldo que un hombre haciendo el mismo trabajo, no todas decidimos, no todas elegimos…

Anuncios

2 comentarios en “Ser mujer: renuncias y privilegios.

Si te ha gustado déjame un comentario. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s