Hay vida después de los 6: Deberes.

img1461009399319.jpg

Leyendo estos días noticias relacionadas con la racionalización de los deberes, el tema de este mes en la iniciativa #Hayvidadespuésdelos6 , prácticamente me encuentro con el mismo problema: El profesorado se queja de que el temario es tan extenso que no da tiempo a darlo en clase y tienen que mandar los ejercicios para casa
Sigue leyendo

HAY VIDA DESPUÉS DE LOS 6 – EL LARGO Y CÁLIDO VERANO

Hoy tengo que comenzar este post con una gran amargura porque veo lo que se me viene encima y es lo único en lo que pienso desde el 1 de junio. Os pondré en antecedentes:

Trabajo en una gran empresa y estoy de reducción, no fue fácil pero no es el tema que nos compete ahora, lo dejaré para otro día. El caso es que cómo las cosas no iban excesivamente bien, nos dieron la oportunidad a las madres trabajadoras con niños menores de 8 años (hablo del año 2009 que aún no se había ampliado la guarda legal hasta los 12) de coger excedencias veraniegas, hablo de 3 meses con una horquilla de junio a septiembre incluido. Sobraba personal y era una forma de ahorrarse esos sueldos, todos ganábamos. MI hija tenia dos años y el verano anterior me había vuelto loca, porque cada día se iba con una abuela y aunque las tengo cerquita era un jaleo andar yendo y viniendo. No me lo pensé Sigue leyendo

NO QUIERO QUE TE MUERAS

Amatxu, no quiero que te mueras…pero, qué dices?? Si, es que la gente se muere y luego ya no está y yo no quiero que te pase nada. Sabía que tarde o temprano llegaría ese día, pero lejos de camuflarlo o salirme por la tangente, seguimos con la conversación como si tal cosa.

Bueno…y que sabes de la muerte?? Pues eso, como le paso al abuelo, se puso malito un día y se murió. Vale, pero no tienes que pensar que nos va a pasar nada malo, no quiero que te preocupes por eso, en circunstancias Sigue leyendo

NIÑOS Y EDUCACIÓN SEXUAL

Cuando Merak Luna me ofreció participar en esta nueva edición de #Hayvidadespuesdelos6 no me lo pensé, me apetecía y mucho. Cuando descubrí el tema pensé…es complicado. Tengo una hija de 7 años pero, por suerte, es un tema del que hemos hablado en casa. Fue algo “obligado” en su momento por las circunstancias, pero me evité tener que darle vueltas al tema cuando llegara la ocasión.

Os contaré cómo surgió la historia: Sigue leyendo